4/2 Sevilla

0

Después del desayuno en el hotel Murillo, fuimos a la fundación Tres Culturas por autobús público. En Tres Culturas, conocimos a Antonio, quien nos enseñó sobre Islam, los musulmanes, árabe, y cultura. Antonio nos explicó que las Tres Culturas promueve la unidad y paz entre los países y tres religiones significantes en el Mediterráneo. Hablamos del arte musulmán. Por ejemplo, aprendimos que la fuente delante del edificio representa el agua entre Marruecos y Europa. También, unas características comunes del arte son diseños geométricos y simétricos que representan el Dios. Los artistas musulmanes hicieron errores en su arte a propósito porque el arte no puede ser perfecto. Solo el Dios es perfecto. Luego, adivinamos unas palabras árabes y la compañera de Antonio quien se llama Mikaela nos enseñó a escribir unas palabras y nuestros nombres en árabe. Salimos de Tres Culturas y caminamos al Mercado Triana para el almuerzo. Comimos arepas, pasteles, y bocadillos con aguacate. Después del almuerzo, paseamos por la ciudad y el río. Visitamos la Torre de Oro. Señorita García nos contó que se guardaba oro en esa torre durante la época de Carlos V. Se usaba el oro para financiar las Cruzadas y guerras contra Inglaterra y Francia. También había una torre de plata, pero desapareció. Esas torres estaban cerca del río Guadalquivir para hacerle fácil transportar importes del Nuevo Mundo. Volvimos al hotel para una siesta.

Por la tarde, conocimos a Rosario, nuestra guía para el Alcázar, que es el gran palacio en Sevilla. Aprendimos que los romanos primero construyeron el edificio en siglo I. Luego, los visigodos añadieron al edificio. Después, los musulmanes construyeron más encima. Por fin, cuando los cristianos conquistaron a los musulmanes, terminaron la construcción del Alcázar. Vimos la sala de trono, donde filmaron una escena en el programa de televisión, Game of Thrones. Después, paseamos por los jardines del palacio. Rosario nos contó que los naranjos con fruta amarga tienen hojas dobles.

Mientras cenábamos, celebramos el cumpleaños de Emily, que cumplió quince años ayer. Ella estaba muy sorprendida y feliz. Comimos un pastel chocolate rico.

Por fin, fuimos a un espectáculo de flamenco. Los presentadores bailaron, cantaron, y tocaron la guitarra. Nos impresionó mucho. Mientras volvíamos al hotel, vimos la catedral de Sevilla iluminada de noche. Fue bellísima.

Aprendimos mucho sobre la mezcla de arte entre muchas culturas diferentes. Mi parte favorita del día fue el espectáculo de flamenco. El cantante cantó en una manera distinta de lo que estamos aprendiendo en el coro. Sonó como una canción musulmana. Me impresionó el guitarrista porque sus dedos movieron rápidamente cuando tocó la guitarra.

Share.

Leave A Reply